Se despide una Ardilla tras tres Copas Colegiales

26 de Febrero de 2014

Su nombre es Paula Sáenz Reguero, estudia 2º de Bachillerato en el Colegio Areteia y gracias a la Copa Colegial y la ABC ha cumplido más de un sueño. Ha participado en las ediciones del 2012, 2013 y 2014 de la Copa Colegial y ha sido MVP en el All Star 2012. El año 2012 fue el año del debut del colegio Areteia en la competición. Primera eliminatoria y eliminación rápida. El colegio empezaba con un ilusionante proyecto de baloncesto, pero había mucho camino que recorrer…y muchas ganas de hacerlo. Desde el día de esa eliminación frente al colegio San Agustín comenzó un trabajo con un objetivo claro, que era conseguir que el colegio estrenara su casillero de victorias en esta gran competición. Para ello se encomendaron a la experiencia, trabajo y capacidad de liderazgo de Paula, una jugadora que sabe destacar a la vez que ayuda a otras a sacar lo mejor de sí mismas, sabedora de que una persona no hace por si sola equipo.

Y llegó febrero del 2013…y con ello la posibilidad de demostrar lo que se aprende cuando se quiere aprender, lo que se logra cuando se sueña y lo que se hace en buena compañía. Enfrente estaba un equipo con experiencia en la competición y que no estaba dispuesto a ponerlo fácil. Padre Manyanet fue un gran rival. Lucharon hasta el último minuto, pero esta vez las Ardillas tenían claro lo que querían y no estaban dispuestas a dejarlo escapar. Se consiguió una sufrida victoria, la primera de Areteia en la Copa Colegial. Paula volvió a ser la mejor, pero una vez más no estuvo sola. Luego vendría la eliminatoria contra Joyfe, uno de los colegios con más tradición en la competición, al que se estuvo a punto de ganar, algo que hubiera superado las expectativas más ambiciosas.

Como colofón a la gran temporada de Areteia llegó la invitación al All Star de Paula, en la que para sorpresa de todos fue elegida “la mejor de los mejores”.

Cuando los éxitos son trabajados y se logran en compañía, son más celebrados. Y este era el caso, sin lugar a dudas.

Para cerrar una etapa de su vida más que brillante, llegaba un último año, el de la despedida y el del reto de dejar el testigo a unas jóvenes compañeras, debutantes en la competición y que sustituían a las antiguas compañeras del equipo, que por exceder la edad permitida o por haber abandonado ya el colegio esta vez no podían acompañar a Paula en su aventura. La inexperiencia y juventud del equipo ponía imposible la victoria. Pero, con frecuencia en la vida, ganar o perder puede ser ganar si se da el enfoque adecuado y no se pierde la perspectiva. Y sin duda no se perdió. El enfrentamiento contra el colegio El Valle Sanchinarro en la Copa Colegial 2014 supuso la eliminación de Areteia y con ello una despedida, la de alguien que se hizo grande ayudando a otros a ser grandes, la de alguien que supo que los caminos en compañía y los retos difíciles eran más estimulantes, la de alguien que no quiso marcharse sin devolver parte de lo mucho que se la había dado y sin regalarnos una sonrisa, otra sonrisa…

Se va pero deja un legado. ¡Gracias Paula, por tantas cosas...!

Nuestros partners

La Fundacin Baloncesto Colegial quiere agradecer el importante apoyo de nuestros compaeros de viaje